¡Ave Rodrigo!

Autor: Marvin Ascencio


Antes de comenzar el presente artículo quiero aclarar que no es para menospreciar el trabajo y la opinión de esta mujer. De antemano pido disculpas si esto cae de mal gusto.

Dentro del ambiente preelectoral que vive el país, y con los fanatismos cuasi religiosos que inspiran los himnos de los dos principales partidos políticos a muchas de las personas que están en el ambiente periodístico y opinatívo de nuestros etiquisimos periódicos (hablo de todos, tanto los que se inclinan hacia la izquierda como a la derecha) nacionales. Todo podría haber creído de Rodrigo Ávila: que es un fenómeno (quizá creado a conveniencia, quizá no) dentro de ARENA, que habla como si no fuera del partido de derecha que representa, y que si bien no es el mejor candidato que su partido podría llevar a candidatura, digamos que es lo mejor que en este momento tan apretado han podido conseguir; pero nunca imaginé que podría ser un santo digno de adoración, alabanza y rezo.

Como si se estuviera hablando de San Francisco de Asís, San Antonio del Monte, la Virgen María, Sigue leyendo