¿DD.HH. de mareros-terroristas y políticos corruptos?

Muchos dirán que soy un retorcido porque no creo en los derechos de los animales, o porque no creo en el derecho de algunos seres humanos que infringen la ley de formas grotescas. Quizá tengan razón, pero cada quién cree lo que quiere.

Resulta que no creo en el derecho de los animales porque creo firmemente en que somos los seres humanos los que tenemos derecho a los animales. En tal sentido, creo que debemos cuidarlos lo más posible, porque si pasamos de ellos la factura para las futuras generaciones serán muy grandes.

Por otro lado, no creo en los derechos de algunos seres humanos, en el sentido en que me parece profundamente ilógico que los famosos “derechos humanos”, dentro de los cuales están incluidos los derechos fundamentales, sean inherentes y deban respetarse al 100% en aquellos individuos que con todo el uso de su razón infringen la ley de maneras grotescas, tal es el caso, por ejemplo, de los pandilleros-mareros-terroristas Sigue leyendo

Cosas estamos viendo en estos postreros tiempos

“Cosas estamos viendo en estos postreros tiempos”, dirían las abuelitas.

La verdad nunca pensé que íbamos a llegar a este nivel de “sinvergüenzada”. Vemos a una clase política cada vez más temerosa en actuar contra la corrupción, en presumible complicidad con ésta última, incapaz de defender a quienes los eligieron no solamente de casos sonados de corrupción, que no necesariamente veraces pero sí investigables, sino también de grupos delincuenciales que están tomando a vida de los más pobres.

Recientemente estamos viendo casos que abonan a la impunidad. Desde el Juez que libera a 17 presuntos miembros del Cartel de Texis porque se ha tardado mucho en emitir una sentencia (favorable o no) argumentando que las bartolinas de la División Anti Narcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC) no cumplía “los requisitos mínimos de seguridad, el control de las visitas, la entrega de alimentos, y medicinas, así como el traslado a los centros asistenciales cuando se requiriera.”, como si las calles fueran un recinto más seguro donde mantener a los imputados; hasta Jefes de la Policía Nacional Civil que liberan a personas capturadas en una redada que aprehendió a 231 presuntos pandilleros que participaban en un sano concierto en el que se presentaban los “respetables artistas” de Sky Punto 9-3 (agrupación que interpreta “música” alusiva a la Pandilla 18). Sigue leyendo