Todos somos “Chema”

Estuve escuchando, y ahora he estado leyendo, el discurso del señor Presidente de la República, Don Mauricio Funes, ante los representantes de todas las naciones que integran la ONU. Su último discurso como dirigente de este país, ante dicha Organización. Me ha sorprendido el nivel de desinformación que tiene sobre el tema salud uno de los periodistas que en el pasado ha sido de los mejores.

El discurso del Presidente ha hecho notar grandes avances en el sistema de salud que según el parte ha sido en su gobierno, y otra parte viene de anteriores desde 1994. Estos grandes avances, sobre todo en el tema de presupuesto, han logrado que haya una mayor demanda en los servicios de salud que brinda el sistema nacional. Según él, esto es un “gran adelanto” en la meta de “extender este servicio a la mayor parte de la población”. Esto me ha llamado mucho la atención. Sigue leyendo

Cortos – Un aplauso, Roberto

Nunca pensé que el relato de una violación sexual múltiple me conmoviera tanto. Será porque hoy día soy padre, o porque he madurado un poco más, o porque es la historia que viven día a día muchas niñas en El Salvador. “Yo violada” es un artículo y crónica escrita por Roberto Valencia, para la Sala Negra de ElFaro, quien nos muestra a detalle una pequeña parte de la realidad que vive nuestro país y que muy pocos cuentan.

Se me dio esta tarde tomarme unas horas para mí, mientras espero a que mi esposa salga de una capacitación, sentado en unas bancas con mesa de concreto en una grande y famosa iglesia de San Salvador. Pasé por una librería de prestigio y escudriñé los estantes y libreras hasta que encontré un libro que me llamó la atención: Crónicas Negras, desde una región que no cuenta, escrito por periodistas del antes mencionado periódico digital. Su primer escrito me conmovió. Sigue leyendo

Píldoras – Malversación. Un acercamiento a lo que está pasando con la candidatura de D. Norman.

Malversar, de acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es “Apropiarse o destinar los caudales públicos a un uso ajeno a su función”. En otras palabras, es “tomar dinero de aquí para ponerlo allá”. Esta es la definición que el candidato presidencial de ARENA (Alianza Republicana Nacionalista) no ha comprendido.

Esta mañana, Norman Quijano, admitió haber usado dinero de FODES (Fondo para el Desarrollo Económico y Social) para actividades fuera del itinerario. “El dinero se tomó de un lado, pero se repuso… Nunca he malversado un colón, un dólar”, dijo el aspirante a Presidente de la República, cuando de hecho, por su simple definición, esto es malversar.

Independientemente de que el dinero tomado haya sido destinado a obras, gastos administrativos de la Alcaldía de San Salvador, a pago de planillas, o para pagar el agua o la luz, o cualquier otro banal propósito, el hecho es que estaba destinado para un objetivo en particular, y este objetivo se dejó de cumplir, o tuvo que posponerse, porque se tocó ese dinero y se movió a otro rubro.

El proceso de investigación de la supuesta malversación está abierto desde el año 2012 en la Corte de Cuentas de la República, pero ahora Quijano dice sus competidores “Están desesperados de ver como botan la imagen de trabajador incansable que tiene este servidor”, cuando, de hecho, el tema que no se pudo desvanecer en el tiempo que fue notificado a los miembros del Consejo Municipal, debía salir ahora que tienen que inscribir sus candidaturas, era predecible. Hay que tomar en cuenta que más de un año podría haber sido suficiente para que el Consejo y el ex alcalde presentaran las pruebas de descargo para que éste último recibiera el finiquito de la CCR que necesita para poder inscribirse como candidato presidencial. Lo que si es de extrañar es que un candidato presidencial (aún no inscrito) esté buscando un finiquito ante una institución que lo está cuestionando por malversación de fondos públicos en su período como Alcalde; que éste admita que tomó ese dinero y que lo usó para otra cosa (aunque lo haya “repuesto”); y ande caminando tranquilamente sin ninguna restricción.

Pensamientos – Mi ciudad

Después de mucho tiempo, aproximadamente veinte años ya, vi de nuevo mi ciudad como me gusta. No como se ve siempre, de unos años para acá, sino como cuando era un niño.

Hoy día Santa Tecla (si, esa a la que le cambiaron el nombre al menos dos veces desde 1855 y que alguna vez fue la pequeña Capital de un pequeño Estado llamado El Salvador), es una selva de concreto. En los tiempos de los abuelos eran cafetales, montañas, haciendas y fincas. Ahora no se mira más que casas, edificios, calles, y cada vez más nuevas colonias lujosas con casas grandes, bonitas y caras. Sigue leyendo

Cortos – Un Sistema Penitenciario que se enferma cada vez más

La muerte de un criminal dentro de un Centro Penal no sorprende a nadie. En especial en El Salvador es un tema muy común y no escandaliza. Eso sí, la muerte de un pandillero ícono de uno de los ramales criminales más poderosos de El Salvador después de que asesinan días antes con lujo de barbarie a su cónyuge, eso sí horroriza y pone en evidencia las debilidades críticas del sistema carcelario en el pulgarcito de América. Sigue leyendo

TransUrbano. De la expectativa a la realidad.

Cuando se inicia por el Gobierno un proyecto nuevo, y se vende a la población como la solución a los problemas principales, se genera una gran expectativa. Cuándo este proyecto está en operación, y después de algún tiempo se modifican las condiciones de manera drástica, se caen todas las expectativas y esperanzas creadas en la población, y se convierte en la manzana de la discordia. Esto pasa en Guatemala, donde en la última semana se escuchan rumores de elevar la tarifa del transporte público urbano en un poco más del 500%.

TransUrbano, así como TransMetro, son los proyectos emblemáticos del transporte público colectivo a nivel centroamericano. Tan es así que estos proyectos están sirviendo hoy día como modelo para la implementación del proyecto SITRAMSS (Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador) en la República de El Salvador.

Después de algunos años en operación el Sistema está colapsando, y los empresarios de transporte que son inversionistas del mismo amenazan con un alza de Q. 4.50 en la tarifa que el usuario paga por la falta de pago del subsidio por parte del Estado guatemalteco. En este momento la tarifa ronda Q. 1.00, es decir, hecho el cambio de tarifa, a partir del día lunes 02 de septiembre el costo de transporte aumentará un 500%, ascendiendo a Q. 5.50, como método de presión para que el gobierno pague el subsidio.

Lo preocupante de todo el asunto, aparte del inminente aumento, es que ni el Gobierno de la República, ni la municipalidad de la Ciudad de Guatemala toman acciones serias en el tema. Se “tiran la pelota” uno a otro, tratando de quitarse responsabilidades en lo que, de hecho, ambos tienen parte.

Por un lado el Presidente afirma no tener que intervenir en el conflicto pues quien debe hacerlo es la municipalidad, sin tomar en cuenta que el subsidio lo da directamente el Estado. Por otro lado, si bien es cierto, la municipalidad dice que no va a permitir el aumento, pero no toma medidas concretas, y pide al estado asumir sus responsabilidades. Así las cosas, ni uno ni otro inicia una discusión formal, no establecen una mesa técnica para discutir y llegar a un acuerdo, cuándo lo ideal sería conformar una, y que esta esté integrada por los diferentes actores sociales. Hay que estar conscientes de que Q. 5.50 es demasiado, pero que Q. 1.00 tampoco es suficiente para que los transportistas mantengan el sistema.

Claro está que estos no son los únicos temas en la mesa, en la cuál, entre otros, se debería replantear nuevamente los asuntos referentes a la seguridad, a la calidad del servicio y al orden del transporte, que no se ha generado pues el transporte común sigue circulando por los mismos lugares, y el tráfico sigue siendo el mismo de siempre, o quizá peor, pues la sección de las calles se redujo en un 30%, entre otros.

Hay que estar atentos a lo que pase sobre este tema en las próximas semanas. Este podría ser un ejemplo de lo que podría pasar en El Salvador en las próximas décadas, para lo cual habrá que pensar desde ya la forma de resolverlo.

 

Colombia y América

Autor: Isaac Bigio


 

Ambos conceptos geográficos han recibido reversos resultados. Cuando EEUU se fundó apenas era una franja en la costa atlántica con un territorio y una población más chicos que los de México o Perú.

Cuando, casi al mismo tiempo, Francisco de Miranda creó la palabra ‘Colombia’ él buscaba reunir a todos los territorios de habla española y portuguesa del continente descubierto por Colón: desde el Misisipi al Cabo de Hornos.

Empero, el oeste norteamericano y el norte mexicano fueron anexados y ‘anglificados’ por los EEUU. La república de Colombia se proclamó solo en torno a uno de los antiguos virreinatos españoles (el de Nueva Granada) para luego acabar siendo su territorial original desmembrada entre Ecuador, Venezuela, Panamá, Colombia, la mayor parte de Guyana y otros vecinos. Sigue leyendo

Análisis de militante, no de Economista

Autor: Jan Palach


El ex Ministro de Hacienda Manuel Hinds hoy, entre otras actividades, es también un columnista de El Diario De Hoy. En los últimos meses en sus artículos se había enfocado en defender la decisión por parte de la administración de Francisco Flores de dolarizar la economía. Quizás el único limite de sus análisis estaba que los logros ensalzados son más evidentes del Escalón para arriba que de la Miramonte para abajo.

Ayer su artículo, que ocupaba toda la página 32, tenía como tema central la incapacidad crónica de las izquierdas latinoamericanas en generar un clima y un sistema capaz de encaminar los países hacia un verdadero desarrollo. Sigue leyendo