El Gobierno esta “perdiendo calle”

El desafío al Poder es una práctica íntimamente relacionada a las actuaciones políticas. Las actuaciones de las pandillas, hoy día, han trascendido sus iniciales objetivos. No podemos ver a la MS-13 o al Bario 18 como organizaciones de jóvenes desorientados. De hecho, estas estructuras no pueden verse como agrupaciones delictivas recientes, pues su nacimiento se remonta a la década de los años 80’s, en el primer caso, e incluso a los años 30’s para el caso del Barrio 18. Es decir, es un error grave verlos simplemente como “los hijos de la guerra”.

Sus vinculaciones, estrechamente ligadas al terrorismo internacional, ni siquiera se pueden confundir con su participación local en riñas callejeras por controlar territorios y extorsiones. Es un error que confundamos su violencia simplemente con la venta de droga al menudeo, el control de zonas “calientes”, o a homicidios en son de protesta.

Es cierto que la pobreza y la exclusión han tenido mucho que ver con el desarrollo del fenómeno, pero verlos como victimas del sistema es no querer ver la realidad de las cosas. Grave error en el que han caído varios que abanderan la causa del “Diálogo con Pandillas” y los “Derechos Humanos”.

El capital que estas estructuras manejan no es poco, y no todo puede venir de la extorsión. Ya en 2004 se sabía que la MS-13 mantenía reuniones con lideres de Al Qaeda en Honduras para coordinar el tráfico de personas de manera ilegal a Estados Unidos y México. ¿Su trabajo es gratis? Lo dudo. La cobranza por servicios “profesionales” internacionales es una de sus fuertes fuentes de ingreso, además del recaudo de extorsiones, métodos descubiertos pero cuantías incontables.

En este momento se tiene en proceso judicial a “Medio Millón” (José Misael Cisneros Rodrígue), persona muy cercana a la MS-13 que según investigaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos es un vínculo con las redes de narcotráfico, y a algunos de sus familiares, todos ligados al lavado de al menos 70 millones de Dólares Estadounidenses. Y esta, seguramente, solamente es la punta del Iceberg.

No obstante lo anterior, el Barrio 18, en su ala “Revolucionaria”, está intentando que todos los veamos como pacifistas. Aceptan sus culpas, y piden perdón. Piden además la absolución del Papa Francisco, enviando directamente a él una carta pública pidiendo su intervención. El Barrio 18 tradicional está considerada como el mayor grupo criminal de la Ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos, y actualmente aglutina a más de 70 mil miembros activos solo en El Salvador.

Aún así nuestros gobernantes quieren hacernos ver que estamos en el país de los sueños. Por un lado justifican la cantidad de muertos diciendo que “la mayoría son pandilleros”, y por otro lado destituyen presionando a la CSJ a quien desmintió esta tesis. Nos quieren dar atol con el dedo sin lavarse las manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s