Colombia y América

Autor: Isaac Bigio


 

Ambos conceptos geográficos han recibido reversos resultados. Cuando EEUU se fundó apenas era una franja en la costa atlántica con un territorio y una población más chicos que los de México o Perú.

Cuando, casi al mismo tiempo, Francisco de Miranda creó la palabra ‘Colombia’ él buscaba reunir a todos los territorios de habla española y portuguesa del continente descubierto por Colón: desde el Misisipi al Cabo de Hornos.

Empero, el oeste norteamericano y el norte mexicano fueron anexados y ‘anglificados’ por los EEUU. La república de Colombia se proclamó solo en torno a uno de los antiguos virreinatos españoles (el de Nueva Granada) para luego acabar siendo su territorial original desmembrada entre Ecuador, Venezuela, Panamá, Colombia, la mayor parte de Guyana y otros vecinos.

La actual Colombia no representa ni al 10% de la población o del territorio de aquella nación esbozada por Miranda.

En cambio, con EEUU sucedió un proceso opuesto. Progresivamente se fue expandiendo hasta hacer que hoy su territorio originario represente menos del 10% del total de su área actual.

Es más, EEUU terminó convirtiéndose en la única república del mundo que se ha apropiado del nombre de todo su continente (América). Esto último, pese a que dos de cada tres americanos no viven en su suelo (y es más, está construyendo un mega-muro para impedir que ellos puedan llegar a su territorio) y a que su país ocupa un quinto de toda el área americana.

EEUU nació como una república aunque terminó como un imperio. Miranda quiso que Colombia fuese reinada por un inca, pero en vez de gran imperio se redujo a una república. Esta es, a su vez, la única en todo el hemisferio en tener una guerra interna prolongada y republiquetas internas dominadas por poderes armados rivales.

Dos destinos

El 4 de julio EEUU celebró 232 años de independencia mostrando ser la única súper-potencia que queda y con presencia militar en una cincuentena de países. El 20 de julio Colombia celebra 198 de independencia siendo la nación latinoamericana con mayor ayuda y presencia militar de EEUU.

Hoy los presidentes de ambas repúblicas son los mejores aliados en el hemisferio. Sin embargo, mientras George W. Bush se ha convertido en uno de los presidentes más impopulares en la historia de su país, Alvaro Uribe ha llegado a sobrepasar el 90% de apoyo en las encuestas, algo que difícilmente otro mandatario de la región o que haya tenido su país hayan podido igualar.

Extraño destino para dos gobernantes que han querido imponer un similar modelo de libre mercado combinándolo con la mano con una estrategia de mano dura antiterrorista.

El enemigo con el cual Bush inicialmente logró galvanizar a su nación tras él es uno que está en otro continente. No obstante, él ha ido perdiendo fuerza a medida que se ha ido demostrando que él no le ha dicho la verdad a su pueblo (como sobre el hecho que Iraq tenía armas de destrucción masivas) y que no ha podido ganar una guerra.

Por el contrario, Uribe se enfrenta a un contrincante interno y su ascenso en los sondeos se debe a que le ha venido propinando fuertes golpes.

Bush y Uribe en el espejo de cada uno

Los republicanos de EEUU encuentran en Uribe una gran inspiración. Sintomáticamente, su candidato John McCain apareció en Colombia justo cuando se realizaba el operativo que más ha avergonzado a las FARC, cuestión que él luego reconoció que supo antes de dicha acción de rescate. Con su viaje él quiso respaldar a un Uribe con quien los demócratas dudan en firmar un Tratado de Libre Comercio debido a que se le denuncia de amparar el asesinato de sindicalistas. McCain, más bien, ha querido mostrar su estrategia como un ejemplo a seguir a escala planetaria.

Si Uribe viene golpeando a la guerrilla más antigua y fuerte de occidente (Tirofijo estuvo en el monte durante seis décadas), McCain promete que él logrará cazar a Osama Bin Laden y estabilizar a Iraq.

Uribe, sin embargo, debe buscar evitar caer en el sendero de Bush. Los escándalos, el revelamiento de datos falsos y reveses en la guerra podrían revertir la actual popularidad de Uribe, así como le pasó a su homólogo estadounidense.

Hoy Uribe ha logrado revertir parte del aislamiento internacional que tuvo en marzo cuando incursionó en territorio ecuatoriano. Acaba de visitar a Chávez, con quien se ha reconciliado, y ahora recibe a Lula. Con el aval de los dos principales gobernantes ‘socialistas’ sudamericanos y con el apoyo de la izquierda ‘democrática’ colombiana Uribe busca aislar a las FARC.

Estas últimas, por lo pronto, parece que ya han abandonado su exigencia de que solo intercambiarían prisioneros si se les concediese una zona despejada. Las FARC se sienten arrinconadas mientras que su moral no es alta tras haber perdido a tres de sus siete secretarios (incluyendo a su jefe y a su canciller), por deserciones y por el escape de Betancourt.

No obstante, las FARC son la única guerrilla latinoamericana que precedió a la revolución cubana y que viene sin acatar la legalización y el desarme de las insurgencias post-soviéticas. Si la guerrilla colombiana resiste y no hace acciones que enajenen a sectores populares, ésta podría amenazar con revivir e ir minando al actual gobierno.

Paradójicamente Uribe le debe su carrera y su prestigio a las FARC. Sin ellas él no sería presidente. Si él no logra reducirlas al mínimo y éstas se revitalizan su aureola empezaría a caer. Por otro lado, si él logra aplastar a las FARC y les propina una derrota histórica él podría acabar queriendo ser remplazado en el poder por un presidente distinto tipo Obama que ponga más acento en cuestiones sociales y en un giro hacia el centro o hacia la izquierda.

Aunque los demócratas acaben sacando a los republicanos de la Casa Blanca, Uribe se quedaría en la Casa Nariño quizás hasta buscar un nuevo y tercer mandato. En todo caso, pese a que lo suceda una cosa es cierta Colombia y EEUU seguirán teniendo los ejércitos más pertrechados en sus respectivos subcontinentes y ambos seguirán encabezando guerras que probablemente sean de largo plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s