Maquiavelo, Lenin y Maneiro en el qué hacer de la Revolución Venezolana

Autor: Wladimir Ruiz Tirado | Embajada de Venezuela en El Salvador


Si los dos autores anteriores fijaron lecciones universales para quienes asumimos esta concepción de la filosofía, Maneiro, no sólo las inscribió en el ideario de su plan político, sino que las enriqueció en el ejercicio pleno de su actuación en una época y en una situación histórico concreta de la revolución venezolana. Así los temas de la construcción de una herramienta política para la transformación revolucionaria de la sociedad y, a la vez, como ello prefiguraba el contenido democrático del Estado a construir, fueron el signo de su aporte al patrimonio político de la humanidad. He allí la importancia de su herencia política en los días que corren.

Maneiro no hizo otra cosa que asumir la filosofía de la práctica “no sólo como supuesto, como fin y como objeto sino además, como conocimiento” (4) En tal sentido se embarcó en la difícil tarea de construir una herramienta para la transformación revolucionaria de la sociedad en un país con una izquierda derrotada y fragmentada, un movimiento obrero disperso y burocratizado y con un país con una gran bonanza fiscal producto de una renta petrolera copiosa y abundante, lo cual le confería al cuadro político una estabilidad relativa para el largo plazo.

Del diagnostico que hagamos de la condición petrolera de Venezuela y de la manera como ello impacta a las distintas fuerzas del colectivo nacional dependerá, en buena medida, la definición de las orientaciones políticas y el diseño de las estrategias a seguir para abordar con propiedad el tema de la revolución. Por allí debemos comenzar. No pretendemos en este breve artículo abordar sistemáticamente esta tarea, pero, si adelantar algunos criterios que nos permitan avanzar en la dirección de las Tres R.

Si queremos ir al socialismo se trata de construir un nuevo Estado y ésta no es cualquier empresa en un país donde los diversos movimientos y sectores de la sociedad pujan por el reparto de la renta petrolera. Precisamente el traspiés sufrido por la revolución el pasado 2D tiene que ver con esa contradicción histórica existente entre una propuesta de reforma que intentaba modificar el modelo capitalista de Estado por otro, cuyo norte estaba cimentado en contenidos democráticos y sociales distinto y diferentes a él, pero sin tener claramente definido con qué fuerzas políticas y sociales apoyarse.

Hasta ahora el proceso revolucionario venía apoyándose en el fuerte liderazgo del Presidente Chávez y si alguna cosa nos enseñó el 2D es que éste no es suficiente para imbricar a toda la nación, o, al menos, a las mayorías populares, en una ambiciosa tarea de revolucionar a la sociedad desde sus cimientos. Nunca han existido en la historia procesos de cambio profundo de la sociedad sin que hayan estado precedidos de un punto de referencia dirigente y definición precisa de sus actores y sujetos principales.

¿Cuáles han sido y son los sujetos sociales de la revolución? Hasta ahora, inscritos en lo que pudiéramos denominar un gran movimiento o alianza “nacional popular”, se encuentran por igual: trabajadores de la más diversa índole y de las más variadas ramas de la producción; campesinos; estratos importantes de la fuerza armada nacional; movimientos sociales y comunitarios de composición y origen heterogéneo; amplias capas de la población que ejerce la economía informal; movimientos juveniles; agrupaciones de mujeres; sectores medios de la población y, también, grupos empresariales de la pequeña y mediana burguesía, como Chávez lo planteó en octubre de 2005.

A su vez, alrededor del liderazgo de Chávez se había venido aglutinando el conjunto de organizaciones políticas autodenominadas de izquierda, entre cuyos miembros más representativos se encontraba el MVR, partido del Presidente, PODEMOS, PPT y el Partido Comunista de Venezuela. No era nada desdeñable la fuerza y el vigor que trasmitía a la población tal esfuerzo de alianzas y acercamientos unitarios alrededor del propósito común de adelantar cambios radicales en Venezuela.

Creo que estamos en una situación donde debemos valorar este gran saldo político-organizativo del pueblo y retomar como primera gran tarea el diseño y la construcción de una organización que, no sólo aglutine a los revolucionarios, sino que permita lo que en otra oportunidad el propio Maneiro llamó un “movimiento de movimientos”, ampliamente participativo y democrático, pero a la vez con criterios de calidad y eficacia política que sólo los dará la claridad de objetivos y la selección de los liderazgos como resultado de un proceso. Si bien este es un proceso que puede durar años, comenzar desde ya, con la fuerza y el empuje que reclaman los tiempos, podríamos avanzar rápidamente.

En tiempos de Maneiro tal empresa se concibió sin tener posiciones de gobierno. Ahora, con las posiciones de gobierno y de poder alcanzadas, la tarea luce obligante. La prefiguración de un nuevo Estado, ampliamente democrático, participativo y protagónico, está en relación directa con la herramienta de dirección a construir, pero, a la vez, con la calidad y la eficacia de la gestión gubernamental.

Así, podemos concluir que si bien el “imperio” golpeó y que, además, se cometieron serios errores, es ahora cuando, en el marco de las Tres R, puede ser posible el afinamiento de las herramientas político-organizativas que nos acerquen a la consolidación de lo ya logrado y la profundización de lo soñado. Ello requerirá de una gran disciplina y un talante democrático a toda prueba.

San Salvador, 22.01.2008.

NOTAS

1.- MAQUIAVELO, Nicolás. Obras políticas. Instituto Cubano del Libro. La Habana. 1971.

2.- O.C. Discursos, Libro I, Cap. IX.

3.- RUIZ T., Wladimir. Razones de una derrota. En http://www.aporrea.org 03.12.2007.

4.- MANEIRO, Alfredo. Maquiavelo, política y filosofía. Ediciones del Agua Mansa. Caracas, Venezuela. 1990. P.89.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s