El Carrusel (Elecciones de Candidatos en ARENA)

Autor: Ángel Juarez


 

Las oportunidades en una carrera no se deben desaprovechar. Cuando se da el banderillazo de salida, los que tienen la visión de subirse y ven el espacio, no lo desaprovechan…

¡Por aquí quieren pasar, por aquí quieren pasar, los de adelante corren mucho y los de atrás también, y si te tardas candidato no serás! Tras, tras.

El carrusel comienza a girar. Las luces de los caballitos se comienzan a encender. Rápidamente la alegría se va viendo en los ojos de todos los niños. “¡El carrusel, el carrusel!”. “Mami, mami, me puedo subir, sí, sí”, se escucha por todas partes. Todos se acercan. Los rayos del sol resplandecen sobre la cubierta metálica y sobre sus letras: “Carrusel presidencial”. A todos los niños les brillan los ojos al ver tan grandes letras.

El encargado se levanta en medio del grupo, con la música de la maquinita como telón de fondo. Hace un gesto de silencio. Todos los presentes están expectantes. De momento alza su voz:

“¡Quién quiere ser candidato para el carrusel! Vamos, vamos, no sean tímidos. Veo una mano levantada; no me parece que son dos, tres, cuatro… Calma, calma que para todos hay espacio, para niños y para niñas; aquí todos tienen su turno”.

Al ver el tumulto, hasta los niños que de lejos miraban se acercan. “Yo, yo, yo”, se oye por todas partes, como si se abalanzaran sobre los dulces que han caído de la piñata.

Uno por uno, se van sentando, con una sonrisa de oreja a oreja. Los caballitos, los carros y demás muñecos del carrusel se mueven de arriba a abajo. Toda la maquinaria gira a un compás suave. Los niños y niñas, sujetos de los carros, miran admirados todas las luces y los brillosos afiches en las paredes del juego: “campaña de altura”, “con apoyo de las bases”, “soluciones democráticas”, “lo que el país necesita”. Sonrisas y gritos por todas partes, los niños y niñas llamaban a sus mamis para que les fueran a aplaudir. Cada uno tenía su propio grupo que le animaba para que saltara y gritara más.

Qué buen momento, pero no hay que olvidar que todos tienen derecho a que les aplaudan y les tomen una foto y un vídeo para que saluden a sus amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s