Rescates y Aclaraciones

Este texto lo dividiré en dos en aras de la lógica y larguedad que se le está dando al asunto de la crónica contra el periodismo investigativo y de opinión. La primera parte tratará de lo que he rescatado de la discusión. La segunda de algunas aclaraciones que debo hacer sobre el tema.

PRIMERA PARTE:

Es precisamente este el tipo de discusiones que buscamos en Patria Exacta. Encontrar puntos de vista diferentes, ponerlos a la vista en esta que es una palestra pública y discutir, de la manerá más sana y pensante posible, para exponerlos a una gran cantidad de lectores que, seguro, habian esperado una zarta de análisis como la que en esta ocasión el amigo Lafitte Fernández nos ha regalado a raíz de unas punzantes palabras que escribí en torno a su artículo titulado “Los mejores periodistas se alejaron de Robin Hood”.

Definitivamente no busco que nadie comparta mi punto de vista. De hecho el propósito de haberle dado largas al asunto es poner los dos puntos de vista que, aunque probablemente nunca lleguen a ser ni siquiera parecidos, ponga a dispocisión de los lectores dos tipos de análisis diferentes de un mismo tema para que éste escoja con cuál quedarse o rescate de ambos lo mejor que le parezca.

Bien señala Lafitte que no nos conocemos, pero esto no quiere decir tampoco que nunca lo hagamos. De hecho me parecería justo que como resultado de esta “polémica” surja la inquietud en ambos de reunirnos y discutir de manera más directa y menos lenta los temas que nos interesan. Quién quita, tomarnos unos cafés o unos baldes de cerveza (que no me atraen en los absoluto -las cervezas-). Es más, lo más probable, y lo hago desde aquí, proponerle una entrevista en formato video como las que estamos acostumbrados a exponer. Me parece uno de los “polemistas” y personajes más destacados de la realidad periodistica salvadoreña.

SEGUNDA PARTE:

Mis señalamientos en torno a su artículo primigenio eran en la linea, y quizá sea que no me expliqué de la mejor forma, como tampoco lo ha hecho usted en el suyo, de que su titulo, el del artículo mismo, proponia, o al menos hacia suponer, que el periodista se debia alejar de querer ser justiciero por definición. Con este primer sesgo un comunicador entraba a leer el artículo completo.

Recuerde que no es lo mismo que un artículo cualquiera lo lea un campecino, que un bachiller, un arquitecto, ingeniero, una cocinera, una ama de casa o un comunicador. Los comunicadores, una excelente maestra tenía razón, “estamos maleados”. Tenemos el ojo puesto en las palabras, en cada una de ellas, buscamos el trasfondo de la situación y sabemos que un titular debe ser la línea conductora del texto que se escribe. Basandonos en esto, comprenderá que al leerlo a primera mano, y fijandose en el titular, un comunicador olería lo que antes le he sugerido.

Robin Hood tenia la osadía, si la podemos llamar así, de robarle al rico y darle el dinero a los pobres. Al menos esta es la historia que nos han vendido. Resulta que si esto lo apegamos a la realidad salvadoreña o centroamericana, como bien apuntaba, nos damos cuenta que el titular nos hace discernir que si “Los mejores periodistas se alejaron de Robin Hood” nos está diciendo, en el fondo, que los MEJORES periodistas -con su talento que pueden ser flechas muchas veces certeras- no atacan a los RICOS, REYES o GOBERNANTES, para de alguna manera reinnvindicar a los POBRES. Esta lógica nos enmarcaría el resto del texto.

Más adelante en el texto deja ver la admiración, bien merecida, que le tiene a Ryszard Kapuscinski y su gran crónica del muchacho de la mina. Mi afirmación de que este tipo de crónica, EN EL SALVADOR, solo le interesaría “Probablemente a todas las amas de casa que se dedican a ver novelas todo el día” me refiero a que conocemos, al menos los que vivimos en la cotidianidad de los niveles económicos medios, que los reportajes y crónicas que llaman al sentimiento y evocan lastima normalmente llaman la atención de las ya mencionadas señoras, y de uno que otro hombre que se dedica a los mismos quehaceres. También llaman la atención de los periodistas, esto no lo puedo negar, pero como antes dije: nosotros los vemos con otros ojos, ya “estamos maleados”.

Cuando enfatizo en que este tipo de periodismo ya lo tenemos, y hago referencia a CuatroVisión, no digo que estos sean crónistas magistrales como lo es el polaco, porque definitivamente no lo son. Llegará a crónica mediocre y de muy mal gusto, para los comunicadores, pero no a periodismo como tal. Recuerde que en las argollas comunicacionales, y en los bajos mundos de los que insultan a quien se les ponga en frente solo por pensar diferente, a este programa hasta le pusieron un no muy buen apodo relacionado con la ciencia ficción. Este es un peligro en el que hay que advertir que el estudiante no debe caer y además al que no debe aspirar.

No dejo de recordarme, muy apenado por cierto, y en esto deberé ser un poco anecdótico, de un reportero de CuatroVisión, del cual no me reservo el nombre pero no lo pongo porque no lo recuerdo, que una vez llegó a la UCA a una interveción en una materia relacionada con ética. Éste decía que se sentía “orgulloso” de pertenecer a un noticiario que habia optado “por el género periodistico del amarillismo”. ¿De cuál universidad salió usted?, le preguntó el catedrático que nos impartia la clase, ¿Cuál género?, ¿Que no le enseñaron que esa es una falacia? El reportero salió del aula “con la cola entre las patas”. Precisamente es esto lo que hay que temer. No dudo en ningún momento que el colega Fernández tenga muy bien separados los géneros en su cabeza, pero recuerde que periodistas a su estilo ya hay muy pocos.

En el texto titulado “Los tizones de la fragua” dice: “Eso no significa, y de mi texto no se puede colegir lo contrario, que no se deba hacer cuando se tenga la oportunidad de hacerlo y se domina el método”, y en el primero, el que citaba, dice: “Todos sabemos que cuando el periodista es joven, cuando aterriza por primera vez en las redacciones, atraviesa su propia etapa a lo Robin Hood con la que quiere arreglar el mundo y buscar justicia para todos y para todo. Con el tiempo, entenderá que eso es irreal. Primero, porque no se puede. Segundo, porque el periodismo no es tribuna justiciera ni su papel es mandar a los ladrones la cárcel”. Asúmo que aqui está diciendo que “no se puede” “arreglar el mundo y buscar justicia para todos y para todo”. Dejeme recordarle que en Estados Unidos los más grandes periodicos, aquellos que casi siempre han gozado de muy buena reputación mundial, hicieron caer, ya hace varios años, a un presidente. Al de EE.UU.

En cuanto a la autocensura, y la censura previa, la cual no mencionó, debo de abstenerme a opinar de forma vivida, porque no he pasado por esa experiencia. Lo que puedo afirmar es que no solo lo dicen perdiodistas que trabajan en esos medios, con los cuales nos rozamos a diario, sino que lo han dicho varios teóricos de la comunicación. No dudamos que sea así porque los hechos, las notas y reportajes, que aparecen en sus páginas y cámaras nos lo sugieren de telón de fondo.

La crónica es maravillosa. Algunos, y me incluyo, no tenemos el talento, aunque tengamos el estímulo, de escribir el arte hermosa de la realidad. Es por esto que nos dedicamos al análisis formal de algunos acontecimientos políticos de coyuntura o del pasado. Además porque es lo que nos atrae. Cuando estudiantes hemos decidido el enfoque que le queremos dar a nuestra carrera y es un poco molesto cuando, como los profesores, se nos dice que debemos esforzarnos por ser como tal o cual cronista y no como fulano que fue analista. Pero es plausible que alguien como Lafitte Fernández se tome el tiempo de contestar a niñatos como los que aquí escribimos.

Para finalizar, agradezco la atención que Lafitte le ha puesto a estas líneas que ha cuestionado, con no muy grandes resultados, sus platenamientos. Recuerde, como ya el Departamento de Comunicaciones y Notificaciones le ha dicho, que tiene aquí las puertas abiertas para publicar cuanto artículo desee.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s