las cojas explicaciones de Galeas

En LPG del martes 7 de agosto el opinionista Geovani Galeas ha aprovechado su espacio semanal para explicar a los lectores porque en los últimos tiempos todos sus escritos tienen un único blanco, el FMLN.

Evidentemente yo no fui el único que subrayé el hecho que de la visión del país que nos proporcionaba Galeas desde las páginas del periódico parecía que el Frente era el problema central de la política nacional.

En su articulo Geovani rememora como él, desde su participación en la guerrilla, siempre había sido critico del marxismo-leninismo y cercano a las posiciones de las componentes más socialdemócratas de las entonces Resistencia Nacional (RN) y Ejercito Revolucionario del Pueblo (ERP).

Luego nos explica como la dirección del FMLN, una vez conseguida la paz, después de purgas y retiros quedó en las manos del Partido Comunista (PCS) y de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL); esto significó la victoria de la ortodoxia marxista más intransigente y un deciso viraje hacia un totalitarismo interno que no daba espacio a debate ni a posiciones moderadas. Desde este momento él constató que “ese partido dejó de interesarme como apuesta política”.

Hasta aquí nada de nuevo, esta historia ya la sabíamos. Ahora viene lo interesante. Galeas lamenta en seguida que el Frente pretende ser la “única” izquierda existente en el país y que por lo tanto estarle en contra significa automáticamente ser de derecha. Llama “falacia” la esquematización que quiere imponer la lógica efelemenista, según la cual o uno es de derecha o, si no lo es pero se considera adverso a la izquierda, no existe.

Tiene razón Galeas: esa no es solamente una falacia, es una estupidez. Pero, en sus burdas simplificaciones, la izquierda hace una fotografía parcial de la “otra izquierda”, la que no existe: y es exactamente en esta que Galeas, junto a muchos otros, milita hoy.

Jamás se ha visto, en ningún rincón del orbe terráqueo, que en un país donde la izquierda marxista está en la oposición, como acá, los socialdemócratas, como dice ser Galeas, se ocupan de atacar a la misma oposición y no al gobierno de derecha. Jamás se ha visto simplemente porque es una postura sin una lógica sostenible, o, si hay una, nos tocaría sospechar que “el juego es otro”.

En un país con un gobierno ultra derechista ver a intelectuales que se dicen de izquierda pero que se concentran a desacreditar una oposición con una imagen ya fuertemente comprometida, despierta justificadas sospechas.
Galeas en la parte final del articulo explica que no se puede confiar en una “izquierda que tenga por paradigma liderazgos como los de Fidel Castro o Hugo Chávez”. Sigue argumentando que evidentemente son muchos los de la “otra izquierda” que la piensan como él, visto que el FMLN nunca ha logrado los votos necesarios para gobernar el país. Finalmente subraya que él no defiende a ARENA, sino el sistema de libertades que hoy nos permite expresarnos sin temor a represalias.

Vamos por orden: todas las personas inteligentes saben que el sueño, verdadero o no, que el FMLN tiene de convertir a El Salvador en otra Cuba, solo quedará como un espejismo (más útil a la propaganda de ARENA que a las esperanzas de los radicales del Frente). Ni vale la pena discutir y enumerar las 150 millones de razones por las que en tierra cuzcatleca la máxima expresión de socialismo se quedará en la presencia de la bandera cubana en las sedes del partido de Sánchez Cerén. Agitar ciertos fantasmas, en este momento histórico, es un favor a la derecha, nada más.

Segundo: lo del “sistema de libertades” suena mucho a discurso de Antonio Saca, huele a la retórica pegajosa, a aquella demagogia de centro comercial que gusta tanto a las amas de casas: “presentes por la patria”.

¿Qué teme Galeas? ¿Que con los marxistas ortodoxos en el poder un día se le quitará la concesión a la Telecorporación Salvadoreña? ¿Que el nuevo estado socialita expropiará y nacionalizará LPG y EDH? Sigo considerando al intelectual de Morazán demasiado inteligente para creer en algo parecido. Pero lo que más me asombra es como él logra ver y analizar con lucidez las falacias y las posturas autoritarias de su ex-compañeros pero que jamás nos regale dos líneas sobre la iguales, y opuestas, tendencias antidemocráticas que la derecha practica a diario.

Finalmente cierro con un ejemplo: hace un mes LPG rechazó al Frente un campo pagado atrincherándose tras la “libertad” de decidir lo que quieren o no publicar. De corolario añadieron, de forma indirecta y por interpuestas personas, que la razón principal era que no consideraban aceptable dar espacio a sujetos políticos que fomentan odio, polarización, mentiras, posiciones radicales. ¡Qué viva MEUNO!. Pero, al mismo tiempo en las columnas donde escribe Galeas aparecen los artículos de un tal Gómez Zarate, señor con un lenguaje parecido al de la Brigada Limón (de signo opuesto, se entiende). En ese caso el florecer de epítetos y acusaciones a la izquierda que van desde delincuentes hasta terroristas. ¿Este es el “sistema de libertades” que los socialdemócratas deben defender? Ojalá que suecos y noruegos no nos estén escuchando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s