Reviviendo los Fantasmas a Conveniencia

La existencia de grupos de exterminio dentro del cuerpo policial salvadoreño es cuento viejo. Muchas veces, durante la gestión de Beatricce de Carrillo, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) había denunciado, con pruebas fehacientes, tal situación. Lo realmente curioso, en todo caso, no es que la misma policía, hoy, haya sacado a la luz pública tal situación, sino que lo hayan hecho unos meses antes de las elecciones y que haya sido específicamente en la ciudad de San Miguel, donde gobierna la comuna uno de los más fuertes precandidatos a la presidencia para 2009, principal divisor de la fuerza de la derecha salvadoreña.

Extrañamente los investigados son policías y empresarios migueleños exclusivamente. El Ministro de Seguridad y Justicia, René Figueroa, ha adelantado que los procesados en este caso pueden ser “empresarios o políticos”. Una cosa parece que no ha considerado, y si lo han hecho no quieren ponerlo a la luz. En el pasado los grupos de exterminio estaban íntimamente relacionados con empresarios con talla nacional y no local. La gran mayoría de estos empresarios, si no es que todos, pertenecientes a las filas del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), actualmente gobernantes del país. Según la señora De Carrillo y Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador, los grupos de exterminio y de limpieza social, así como los sicariatos, siguen siendo controlados por personas profundamente ligados al partido en el poder ejecutivo.

Aquí hay mucha tela que cortar. Viendo el contexto de la presentación de estos delitos que llaman mucho la atención, y del resto de acontecimientos que están pasando en el país, lo más seguro es que ARENA pretenda matar dos pájaros de un tiro. Como en el caso Mario Belloso (05 de julio) el tiro les salió por la culata al gobierno del presidente Elías Saca, parece que en este momento, cuando el partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha pedido investigar al Fiscal General de la Republica, Felix Garrid Safie, por sus intransparencias cuando presidió el Centro Nacional de Registros (CNR) y su incompetencia en el manejo del Ministerio Público, quieren desviar la atención con estos temas. Además, habiendo pasado solo unos días del escándalo generado por la captura de personas que protestaban pacíficamente en Suchitoto y aplicado a ellos arbitrariamente la inconstitucional ley antiterrorista.

Al final lo único que se pretende es desacreditar a cuanto oponente tenga ARENA para las próximas elecciones. Consolidarse en el poder es el principal objetivo, aunque esta vez parece que será mucho más difícil de lo que pensaban puesto que hoy la gente ya no se deja persuadir tan fácil, y les toca montar teatros como los anteriormente citados. Desacreditar a Will Salgado, que no extrañaría que sea uno de los implicados por ser uno de los principales oponentes, político y empresario migueleño, será una de las estrategias. Si Mauricio Funes al final se candida va a ser el mismo cuento. Pero como no lo ha hecho, la desacreditación esta siendo con el llamado al Miedo Rojo. Ni modo, nos toca esperar a ver qué pasa en las próximas elecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s