El Salvador: Sálvese quien pueda

Autor: Ángel Juárez


“El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado”, dice el artículo 1 de la constitución. Hasta ahora, un ciudadano salvadoreño puede esperar del Estado, con seguridad, que le cobren la luz, agua, teléfono, licencia de conducir, DUI, AFP, seguro social, IVA, impuestos, renta, etc.De todas estas cosas un ciudadano se puede considerar cien por ciento seguro de que estará cubierto siempre que habite dentro de las fronteras, de por lo menos las ciudades importantes y cabeceras departamentales (pues están los que viven en extrema pobreza, zonas marginales, desempleados y los de los cantones donde no tienen agua ni luz ni teléfono; todos ellos viven en un estado de excepción, temporalmente, digamos).

También hay otras situaciones, que no son tan exactas como las anteriores, pero que cualquier persona humana que vive en el Estado Soberano de El Salvador puede considerar, como parte de la actividad del Estado. Entre estas se encuentra el alza de precios de casi todos los productos que existen en el mercado, principalmente alimentos, medicinas y consumo de energía. Suben los tomates, las cebollas, el maíz, la harina; las medicinas, si no suben, padecen de un mal manejo por parte de las instituciones que las distribuyen (o sea, de parte del seguro social y las empresas que ellos contratan). La energía, por el consumo del petróleo, sube, y la gasolina sube también. Es la liberación que hace estallar los precios, ojalá que el impacto no los lastime a los pobres precios. Y a todo esto tiene derecho la persona como el origen y fin del Estado. Pero aun falta, no hay que olvidar la inestabilidad social, la inseguridad ciudadana, desastres naturales (casi uno grande por gobierno, como el huracán mitch, los terremotos del 2001, la tormenta Stan), el alza de enfermedades, huelgas del sector público, corrupción política… todo esto, de paquete, en el Estado Salvadoreño, un gobierno con sentido humano.

En medio de todas estas cosas, bajo qué sombrilla se puede resguardar la persona, que las ofrezca el Estado. Con la salud, lo mejor es no enfermarse. En lo que respecta al mercado, existe una “libre competencia”, pero se ve desacreditada con iniciativas como la de las empresas petroleras, que se unen para establecer un solo precio. Hacen lo que quieren gracias a su unión, y eso no estaba en los libros de economía. Los precios mejoran por la competitividad, afirman las teorías, pero si los que compiten se unen para establecer un solo precio, ¿dónde queda el libre mercado? Donde lo pusieron, a lo mejor; o si no, lo buscamos después. Por lo menos, ahí no existe polarización, sino unidad. Poco a poco, cada una de las herramientas del Estado para amparar a la persona se han ido vendiendo: se han privatizado la banca (ahora vendida a inversores internacionales como el banco cuscatlán que vendió sus acciones a Citygroup), las telecomunicaciones, la distribución de la energía, las pensiones… Se han eliminado infraestructura del Estado como el INCAFE, aunque el grano ya no venda como antes, el IRA (que regulaba los precios de los productos de la canasta básica), subsidios al transporte (a favor de la transparencia, dijeron). Van a mejorar los precios, argumentaron, por la libre competencia. Pero toda esa libertad de mercado se convirtió en el monopolio de unas cuantas empresas, sin que existan muchas alternativas.La actividad del Estado está pasando a ser la actividad de la empresa, pues casi todo está privatizado. Quién es el origen y el fin de la actividad de esta última. Ciertamente, no es la persona humana. El cliente, tal vez. Entonces qué sombrilla cobijará a los ciudadanos y ciudadanas salvadoreños. Bueno siempre es una buena idea irse a los Estados Unidos, unirse al crimen organizado, al narcotráfico, o formar una nueva oligarquía que gobierne con más inteligencia que la actualmente intenta hacerlo. Con el pobre manejo solo logran beneficiarse a ellos, y no logran salir de ese círculo de enriquecimiento. Pobres, hay que ayudarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s