El Manejo de las Capturas de Belloso Y 14 Activistas Sociales en Suchitoto: Un Contundente Golpe a la Institucionalidad Democratica, la Prudencia y la Tolerancia

Autor: Raúl Mijango


 

Desde el día dos de julio del corriente año, dos hechos han saturado las paginas de la prensa escrita y los espacios noticiosos televisivos y radiales de los principales medios de comunicación salvadoreños: El chiripazo de la captura de Mario Belloso en las calles de la colonia San Luís de San Salvador y de 14 activistas sociales en las inmediaciones de Suchitoto, Departamento de Cuscatlan.

En horas de la mañana del día lunes dos de julio se produjo por parte de una patrulla del 911 la captura de Mario Belloso y con ello se concluyo toda una cacería que se había iniciado un día antes en la casa de habitación de su madre, donde fue sorprendido ingenuamente el actor principal de los sucesos del cinco de julio de 2006 en las inmediaciones de la Universidad Nacional donde resultaron dos policías antimotines muertos, diez lesionados y un empleado universitario herido de gravedad. Con esa captura ha dado inicio una serie de capítulos de una novela que posiblemente mantendrá entretenidos a los salvadoreños hasta marzo de 2009, pues ha proporcionado las fotografías y las declaraciones con las cuales ARENA hará campaña electoral contra el FMLN y será también la plataforma de lanzamiento que impulsara dentro de ARENA la candidatura presidencial del ministro de seguridad publica Rene Figueroa quien primeramente será ungido en septiembre como presidente del COENA, el organismo de dirección política del mismo partido.

Esto ha quedado más que claro con la desproporcionada utilización política que desde el primer momento ha realizado el ministro de seguridad publica y la misma policía sobre la captura, quienes para su suerte, se han topado con un personaje cuya documentación de identidad revolucionaria resulto ser falsa, porque en el momento difícil, cuando le toco la oportunidad de conocer el color de su propia sangre se acobardo, se le olvido que tenía armas para impedir su captura, fácilmente se rindió y ha hablado y delatado a sus propios compañeros en tiempo record, en contraposición a la actuación de los verdaderos revolucionarios a quienes había que torturar para que hablaran y cuando ello no sucedía los mataban; a este señor Belloso, al parecer si alguna tortura le van a tener que realizar sus captores será para que se calle. Estamos ante un típico antihéroe, una victima del fanatismo, un aficionado que jugaba ha hacer la revolución desde las enaguas de su madre, una persona que al final demostró que estaba dispuesto a matar por sus convicciones pero no a morir por ellas.

Las necesidades de utilización política del suceso por parte del partido gobernante han llevado al ministro de seguridad publica y la PNC a realizar un torpe y abusivo manejo técnico del caso violentando las reglas básicas del debido proceso, infestando escenas, manipulando pruebas, sustituyendo funciones propias de la fiscalía y haciendo uso público de declaraciones extrajudiciales que no tienen ningún valor legal y que por el contrario entorpece el proceso judicial. Y peor aún, su actuación está huérfana de tacto y prudencia al presentar a Belloso como el “súper revolucionario peligroso” están – posiblemente sin quererlo – estimulando en algunos jóvenes el fanatismo y el sentimiento aventurero de querer emular a Belloso matando a más policías, y si eso sucede, la anarquía y la violencia social serán las que se impondrán, echando al traste lo poco que se alcanzo hace 15 años con la firma del Acuerdo de Paz.

Pero no sólo ARENA quiere afectar al FMLN, este mismo actúa en su contra con la actitud pusilánime y contradictoria con la que se refieren al caso, creando con sus declaraciones más dudas que certezas, por ejemplo en menos de veinticuatros horas Nidia Díaz se contradijo con el Coordinador General, la primera afirmo que Belloso había sido expulsado un año antes del 5J y el segundo afirmo que lo hicieron cinco días después. Les costo mucho condenar el hecho y cuando lo hicieron sus declaraciones estaban carentes de convicción y de reflexión profunda.

Horas más tarde de la captura de Belloso, otro incidente a pocos kilómetros de la ciudad capital impacto también a la opinión publica: La captura de 14 activistas sociales que habían planificado boicotear la realización de una actividad del Presidente de la Republica en el municipio de Suchitoto, donde éste se proponía presentar una iniciativa política que contiene el articulado de una propuesta de ley de Descentralización, evento al cual estaban invitados gobiernos locales, diputados, miembros del gabinete de gobierno, cuerpo diplomático y representantes de las principales agencias de cooperación representadas en El Salvador.

Las escenas que hemos visto por las pantallas de televisión sobre los sucesos de Suchitoto dejan al descubierto que la prudencia, la sensatez y la tolerancia están cediendo terreno al fanatismo, la manipulación, la represión y la intolerancia, siendo responsables ambos protagonistas: La PNC y los Activistas = ARENA y FMLN.

Los activistas por su parte querían boicotear el evento y lo lograron en parte, apedrearon vehículos policiales, del cuerpo diplomático y de organismos del Estado, también cerraron por varias horas el paso de la carretera que de San Martín conduce a Suchitoto y lo peor del caso, es que la mayor parte de los activistas protagonistas de los sucesos eran personas ajenas al municipio, quienes no repararon en el daño que sus actuaciones le provocaron a la imagen de Suchitoto quien se ha caracterizado por ser una población apacible, acogedora y con muchas potencialidades turísticas.

Pero la torpeza y la intolerancia fue mayor por parte de los organismos del Estado quienes no pueden ni deben actuar con fanatismos, imprudencias ni revanchismos. Para todo mundo es obvio que seleccionar Suchitoto para lanzar esa propuesta de Ley por parte del Presidente Saca, tenía una intención provocadora y con fines electorales; también los de la seguridad del Estado se precipitaron al relacionar las manifestaciones de protesta de los activistas con los tentáculos de Belloso por la manta encontrada un día antes en la casa de la madre de éste y por ello, los antimotines se hicieron acompañar de miembros del ejercito con armas de guerra, tanquetas y helicópteros artillados y no vacilaron en reprimir a los manifestantes ni en acusarlos de actos de terrorismo, amparados en una ley que más bien fue concebida por la derecha como un instrumento para frenar las manifestaciones de protesta social, pretendiendo peligrosamente cerrar espacios de expresión y la consecuencia de ello ya nos llevo a una guerra civil en el pasado, pero los miopes del gobierno no se han percatado que con ello, los principales ganadores serán los sectores radicalizados del FMLN pues legitiman su formas de actuación, se victimizan, ganan nuevos héroes y hoy ya pueden decir que hasta tienen presos políticos, y los fantasmas que ellos mismos construyen para asustar y movilizar gente como los de las privatizaciones de la salud y el agua hasta cobran vida.

Pero mientras se nos presentan los nuevos capítulos de estas dos novelas que seguiremos viendo a diario hasta marzo de 2009, y mientras vayamos conociendo de “más” declaraciones de Belloso y de nuevas audiencias de los capturados en Suchitoto y de las acciones de la “versión dos” del COPPES (Comité de Presos Políticos de El Salvador). El maíz, la materia prima con la cual se elaboran las tortillas, la fuente básica de nuestra alimentación, subió en un 100 % su precio. Los combustibles suben hasta tres veces el precio por semana. Sube el alto costo de la vida. Se mantiene el índice de victimas provocadas por la violencia y 700 salvadoreños siguen saliendo a diario del país en busca del sueño del progreso que no pueden materializar en su patria, y nadie, ni los políticos ni los medios de comunicación están colocando estos temas con fuerza en la agenda nacional, lo que viene a confirmar que cada uno sigue actuando en favor de sus propios intereses y no a favor y en busca de la solución a los graves problemas que agobian a la gente, así mismo, no les importa echar al traste la poca institucionalidad democrática y de paz que nos heredaron los Acuerdos de Paz; de seguir por el rumbo absurdo de la confrontación, el fanatismo, el revanchismo, la represión y la intolerancia que protagonizan ARENA y el FMLN, que Dios salve a El Salvador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s