ASDER y SIP ¿Los guerreros de la libertad?

Hoy, 23 de Mayo de 2007, he visto, como muy pocas veces lo hago, la televisión nacional, específicamente las noticias, y he quedado asqueado. Me he enterado de la postura de dos organizaciones que aglutinan a los medios de comunicación del país y la región (a una de ellas la he admirado por mucho tiempo pero ahora me queda un mal sabor de boca) frente al inminente cierre de la estación de televisión RCTV de Venezuela. Y he comprobado, una vez más, lo serviles que pueden ser los medios de comunicación a los gobiernos capitalistas y a los gobiernos pro-mercado. Un ejemplo de este servilismo descarado a sido la declaración que en nombre de estas dos instituciones diera Carlos Renderos, conocido por laborar en la cadena de televisión de extrema derecha TCS), en la que poco le ha faltado para decir “¡Oigan, espectadores, en 2009 no voten por el FMLN porque son tan animales como Chávez y nos cierran Telecorporación Salvadoreña!”.

Jamás pensé llegar a decir esto, pero es necesario porque así lo siento: cada vez más me da vergüenza ser comunicador, cuando hay quienes, que se supone nos representan, son tan poco éticos que detrás de sus discursos ponen de manifiesto sus tendencias políticas peroradas con las entrañas.

El problema de la Radio Caracas de Televisión (RCTV) viene de años, y es más de carácter legal que político. Simplemente se le vence la concesión de la señal (las cuales son bienes estatales y no privados, aquí y en cualquier parte del mundo) y el Estado venezolano está en su pleno derecho de rechazar renovarle la licencia, con o sin justificarse.

Pongamos un ejemplo: Aquí en El Salvador existen aproximadamente 18 canales de televisión que se ven a nivel nacional, y otros cuantos más que son canales locales. Como la señal por la que estos transmiten es propiedad del Estado, estos deben pedir licencia de uso sobre esas señales al gobierno salvadoreño. Como dijera Wladimir Ruiz Tirado, jefe de negocios de la Embajada de Venezuela en El Salvador, “son patrimonio de la humanidad” y por tanto no pueden ser bienes privados.

Un Estado soberano está en su pleno derecho de negarle una renovación de licencia, o incluso quitarle la señal, especialmente si antes de ello han hecho investigaciones desde administraciones presidenciales anteriores en las cuales se han comprobado delitos regulados en las leyes de la República.

En el caso de RCTV es precisamente eso lo que ha pasado. Han cometido delitos que van desde transmisión de noticias falsas, pasa por transmisión de pornografía y desemboca en delitos de evasión fiscal. Todas esas investigaciones hechas en periodos presidenciales anteriores al de Hugo Chávez. Claro, aunque aquí en El Salvador pasa lo mismo con varias cadenas de televisión, entre las cuales destaca TCS, ARENA jamás haría de esperar a que se les venza en contrato de uso señal, y mucho menos los cerraría. Recordemos que estos medios a más de ser monaguillos del gobierno son hasta propiedad de personas que están en altos puestos del Estado. Casi nos podemos confundir con que tales con los medios de comunicación estatales, y canal 10 (que es el verdaderamente nacional) queda relegado con un pedacito de presupuesto que no alcanza ni para las tortillas del almuerzo de quienes trabajan en tal medio.

Hablado todo esto, podemos ver exactamente lo tendenciosos que son ASDER y SIP, que ponen el grito en el cielo, se rasgan las vestiduras, casi lloran sangre, por la no renovación de la licencia a RCTV en Venezuela, pero no abren la boca cuando pasa lo mismo en Estados Unidos, o peor aun, cuando allá cierran arbitrariamente una estación (que se hace a cada rato), o aquí mismo en el país, cuando cerraron arbitrariamente Canal 27, o la censura publica del programa “Sin Censura” del periodista Mauricio Funes. Hay que ser ciego, o estar totalmente muerto, o por lo menos ser un retazado mental, para no darse cuenta la línea política de estos que se consideran “los guerreros de la libertad y la democracia”.

Creeré que El Salvador es un Estado democrático y que de verdad acepta críticas, así como han gritado por todos lados, el día en que a PatriaExacta le regalen una licencia de transmisión de televisión a nivel nacional. Pero claro, eso no pasa en mi país.

Este 27 de mayo ha sido bautizado por estas organizaciones “DOMINGO NEGRO PARA LA LIBERTAD DE EXPRESION” y pretenden cerrar sus operaciones por 5 minutos en señal de protesta. Yo los invito a que cierren sus operaciones pero definitivamente. Es lo más ético que pueden hacer, especialmente TCS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s