Orden vs Caos, la apuesta de El Salvador

Autor: Carlos Ventura


Mejorar la productividad es un factor necesario para el desarrollo. El orden es el ambiente vital que permite ser más productivos. En el país pareciera que eso nadie lo entiende, no lo saben o no les interesa.

Encontramos caos y desorden prácticamente en todas partes, desde un trámite, pasando por el sistema vial, los mercados, las plazas, parques y la lista es interminable. En el sector público el orden y la planificación son términos desconocidos.

Es algo generalizado en todos los entes gubernamentales incluyendo las alcaldías. Las perdidas son enormes, en esfuerzo, tiempo y energía. Tratar de poner orden en algo especifico es imposible, pues todo se interrelaciona y el desorden circundante malogra el esfuerzo aislado. Ejemplos hay cientos:

En trámites bancarios hay una enorme perdida de productividad, las filas son constantes por operaciones tan triviales como pago de recibos, cambiar cheques, retirar 20$ etc. Si el sistema estuviese mejor organizado, digamos que todos los patronos por obligación deberían pagar por transferencia bancaria, los empleados no perderían tiempo cambiando cheques.

Los recibos o cuotas podrían pagarse a través de descuentos programados, otra forma de pago podría ser a través del correo, enviar una carta seria tan fácil si contáramos con buzones de recepción en cada barrio colonia, etc.

Las calles son una jungla urbana, negocios formales e informales se disputan las aceras con automóviles estacionados, obligando a los peatones a caminar sobre la calle. Las intersecciones deberían contar con las señalizaciones necesarias para garantizar la prioridad del peatón. Las áreas de estacionamiento deberían estar ordenadas, y sin olvidar el sistema publico de trasporte.

En esta parte entra en juego otro factor; la descentralización. Es inaudito que en un país que se dice moderno los gobiernos de las ciudades no tengan el control sobre sus calles, semáforos y sistema de trasporte; difícilmente un alcalde puede ordenar la ciudad; si arreglar una calle, colocar un semáforo, autorizar un recorrido o ruta de trasporte, es potestad de un ministro!!!

El sistema de salud publica, la seguridad social, el sistema de educación nacional, el trasporte, todo, absolutamente todo es una practica informal, sin planificación, cortoplazista y sin objetivos definidos.

Por el momento la apuesta del país es por el desorden. Y eso no permitirá mejorar nuestra productividad y por consecuencia mejorar el nivel de vida de los ciudadanos.

Hace falta simplificar los procesos, establecer normas claras, sencillas y aplicables. Pero sobre todo hacer que se cumplan, que se cumplan por todos sin excepción alguna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s