Proceso electoral en Francia, un espejo para El Salvador

Autor: Carlos Ventura


El domingo recién pasado se llevo acabo la primera ronda de las elecciones presidenciales en Francia, el resultado no sorprendió a muchos. La carrera final se definirá entre Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal, representante del UMP –unión por un movimiento popular- y del PS –partido socialista- respectivamente.

No todo esta escrito, los dos candidatos tienen posibilidades de ganar. En las dos semanas que se siguen entre la primera y segunda vuelta se pondrá a prueba el contenido de ambos proyectos, pero sobre todo la capacidad y liderazgo de los candidatos para concretizar alianzas con los partidos eliminados en la primera ronda.

Las similitudes con el sistema partidario y el desarrollo de los procesos electorales en El Salvador son pocas. Aun así hay ejemplos o experiencias que bien podrían ser retomadas en el país, tanto por los partidos políticos como por las autoridades electorales.

El PS después de su época de gloria de la mano de François Mitterrand, se hundió en una crisis de liderazgo e identidad, que le hizo perder las dos últimas contiendas electorales. La más estrepitosa en 2002 cuando su candidato Lionel Jospin no se clasifico a la segunda vuelta. El cambio generacional era necesario, llego de la mano de Ségolène Royal que si bien es cierto trabajo al lado de Mitterrand mantuvo un perfil bajo en la escena política Francesa.

A mediados del año anterior, el PS presento su proyecto electoral. Mismo que reflejaba algunas ideas obsoletas, fuera de contexto o puramente ideológicas. La Sra. Royal tuvo la audacia de romper con el programa oficial del partido y ofrecer propuestas mas moderadas. Su posición fue sometida a examen en el proceso electoral interno del partido frente a Dominique Strauss-Kahn –representante de la corriente social demócrata- y Laurent Fabius – del ala conservadora-.

El proceso interno del PS es democrático, su candidato es electo por voto secreto de todos los militantes. Los dos precanditados vencidos después de su derrota respaldaron la candidatura de la Sra. Royal. Trabajando incluso de forma activa en el caso de Dominique Strauss-Kahn durante la campaña electoral.

Por el lado de la derecha el Sr. Sarkozy, un líder natural, frió, calculador, con carisma y determinación; tuvo que abrirse campo en su propio partido, dejando en el camino a varios precandidatos, incluyendo al primer ministro Dominique de Villepin. Sus numerosas alianzas con sectores empresariales son su principal respaldo. No fue electo de forma democrática en las elecciones internas del UMP, aunque el proceso fue maquillado como tal, -convoca a elecciones con un solo candidato, el-. En realidad fue una auto-proclamación a falta de más precandidatos, a quienes se encargo de eliminar jugadas políticas y conspiraciones.

Sus propuestas son económicamente correctas, aunque social y humanamente muy cuestionables. Sus tendencias pro- americanas, su posición anti-inmigración y su pragmatismo no es del agrado de muchos. Sin embargo en conjunto su programa es capaz de revivir la esperanza en una sociedad envejecida, que empieza a sentir los efectos de la globalización, en donde es cada vez mas difícil mantener los niveles de vida y beneficios sociales a los que están acostumbrados.

El PS en su afán por implementar medidas sociales se olvida que la economía es una ciencia, que no obedece a ideologías, no toma en cuenta el contexto actual sobre todo el fenómeno de la globalización. En cambio el UMP se olvida que una sociedad esta compuesta por personas y no por productos, nichos de mercado o clientes.

La segunda parte de este artículo la dedicare al UDF –Unión por la democracia francesa- y su candidato François Bayrou, consolidado como la tercera fuerza política del país al alcanzar mas del 18% de los votos en la primera vuelta. Aunque no fueron suficientes para pasar a la segunda ronda se debe considerar como un éxito rotundo para las fuerzas moderadas de centro.

Este caudal puede canalizarlo en las elecciones legislativas que están próximas, sin contar con el hecho que el candidato que desee ganar la segunda ronda esta obligado a pactar alianzas con el centro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s