La amenaza Jesucristo Hombre: para salvarnos los Diputados hunden el Estado de Derecho

Si nuestros queridos Padres de la Patria (viéndolos sería mejor fuera ella huérfana) quisieran ser seriamente comprometidos con la honestidad intelectual debiesen proponer unas cuantas modificaciones a los artículos fundamentales de la Constitución. Primero, habría que poner en claras letras que la libertad de expresión es un bien patrimonial; segundo, que no el patrimonio de cualquiera puede comprar el derecho a expresarse.

El ministerio internacional Creciendo en Gracia del Dr. José Luis de Jesús Miranda, Jesucristo Hombre como él se define, ha sido la ultima victima de la nueva cruzada de los honorables diputados de la Republica de El Salvador.

El pasado 22 de marzo el Salón Azul de la Asamblea Legislativa ha sido escenario de un debate de alto contenido ético, espiritual y filosófico donde las fuerzas políticas, todas, han aportado perlas de sabiduría jurídica y cívica contra la nueva y terrible amenaza que podría acabar con la civilización nacional: el Doctor Miranda y sus legiones de demonios.

Tuve la desafortunada suerte de ver en el cable el debate donde los diputados aprobaron por unanimidad dos dictámenes: con el primero se pide que sean expulsados todos los extranjeros que siguen las vergonzosas practicas (¿cuáles?) de esta secta; con el segundo se pide al Fiscal General Félix Safie que investigue si hay salvadoreños vinculados con dicha secta. Es interesante como con tantos casos de masacres, un magnicidio y una serie de gravísimos delitos que siguen impunes de hace décadas se pida al Fiscal General de gastar dinero, esfuerzos y neuronas para elucubrar sobre a saber que están conspirando los salvadoreños que han puesto su fe en el Señor Miranda.

Desde los escaños de la Asamblea las escenas han sido escalofriantes: Maria Julia Castillo del PCN (Partido de Conciliación Nacional) ha dicho que estas sectas agreden a la libertad de culto y en al menos dos ocasiones ha definido sus secuaces “delincuentes”. De qué delitos están acusados y en cual código está sancionado sigue un misterio.

En las filas de la izquierda que un tiempo fue, hoy a saber, dogmáticamente atea, brilló la performance de la diputada del FMLN Blanca Coto que con Biblia en la mano se puso a leer Lucas. Pero la Palma de Oro se la ganó el diputado de la Democracia Cristiana Rodolfo Parker con una afirmación que donó luz y esplendor al más alto pensamiento demócrata y liberal: “Si se trata de nacionales (involucrados en la secta) se puede procesarlos y echarlos presos… para sacarles los demonios que tienen adentro”, dijo. ¿Qué nos falta ahora? ¿Tenemos que alistar la leña para las hogueras donde quemaremos brujas y hombres lobos, y mientras los despellejaremos le sacaremos la confesión de ser adoradores de la Bestia Miranda?

Nosotros ciudadanos que nos ilusionamos de vivir en la época de la libre circulación del pensamiento y de las ideas nos topamos con estos señores que desgraciadamente votamos y mandamos a proponer y hacer leyes que deberían defender nuestros derechos, primero de todo el derecho a expresarnos y a conocer las posiciones ajenas. Pero la realidad es otra: una manada de legisladores hoy parece sentirse investida del sagrado papel de defensores de la fe (¿cuál además? Católica, evangélica…) y moralizadores de las costumbres publicas. Se preocupan de la moral y de la ética… ¿qué es chiste? Entre sospechas de ministros de Salud que mandan pacientes en las clínicas privadas de su familiares, los de Medio Ambiente que otorgan permisos para basureros que envenenan ríos y lagos, un gobierno opacado por sombras de delitos de distintas naturaleza y en lugar de ocuparse de cómo arreglar estas situaciones bochornosas los Padres de la Patria empuñan el crucifijo y se ponen van en búsqueda de poseídos por el 666… Yo sabía que la historia de la civilización a veces conoce retrocesos pero tampoco creía que de repente me habría despertado en la Edad Media.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s