Derechos sexuales y reproductivos femeninos

Autor: Laura Barrera


¿En realidad conocemos los derechos sexuales y reproductivos femeninos?

En países desarrollados como el nuestro existen muchas deficiencias en aprobaciones de leyes y al mismo tiempo la mala capacidad de hacer valer los derechos humanos del todos los ciudadanos. Nuestro país no es la excepción pues tiene muchas deficiencias a las cuales no se les toma la debida importancia. Uno de tantos es el derecho a la sexualidad y la reproducción femenina.

Nuestras culturas Latinoamericanas ven a la mujer meramente como la que está destinada a la maternidad y a cuidar a sus hijos. La misma cultura ha reforzado esta idea y al mismo tiempo la idea que la mujer depende en un gran porcentaje del hombre. Lo cual sabemos que no es tan cierto como lo afirman ellos, pues muchas mujeres en nuestros tiempos trabajan y además ejercen el rol de madre, esposa, amiga, estudiante, hermana, etc.

Por otra parte, todas las mujeres tenemos el derecho a decidir y a escoger los recursos necesarios para que se pueda disfrutar del sexo y además de la toma de decisiones efectivas para evitar un embarazo. El problema es que la misma sociedad patriarcal decide por las mujeres, pues es el hombre que toma la opción de tener hijos y la manipulación en el acto sexual sin dejar que la mujer exprese sus derechos para ser madre o para el mero disfrute de la vida sexual.

La sociedad implementa una fórmula muy interesante y cavernícola como lo es matrimonio igual a reproducción, lo cual sabemos que no debe ser tomado desde ese punto de vista, pues la mujer tiene el derecho a decidir cuando quiere comenzar a tener hijos, (pues no es una máquina reproductora de hijos) para poder disfrutar de una vida sexual activa con la pareja. Hay casos donde las señoritas se casan ya embarazadas, y es aquí donde se puede ver la falta de educación sexual, pues no ha existido una información adecuada para que exista un goce sexual con responsabilidad.

Hay muchos problemas graves respecto al tema de la reproducción y derechos sexuales, hay mucha carencia de información acerca de este tema que es muy importante para todas las personas. El derecho a conocer acerca de métodos anticonceptivos, a tener una educación sobre la sexualidad no se emplea, el derecho a decidir con quien tener o no intimidad, etc. Son uno de tantos derechos de los cuales todas las mujeres deberían de conocer para llevarlos a la práctica.

Además, uno de los obstáculos a la utilización de anticonceptivos es muy fuerte, por la misma falta de educación sexual para mostrar los beneficios de estos productos, ya que muchas mujeres saben que existen métodos como la pastilla, la inyección, el condón masculino y la esterilización. Pero hay otras que no saben de la existencia de anticonceptivos intrauterinos, la vasectomía (esterilización masculina), parches, condones femeninos, espumas, tabletas vaginales, cremas que traen espermicidas los cuales ocasionan la ruptura de la membrana del espermatozoide, etc. Y dejan que el hombre decida por el coito interrumpido, el cual sabemos que es una opción muy arriesgada y fácil para quedar embarazada.

La oferta limitada en el mercado de productos anticonceptivos, la pobreza y la religión son unos aspectos que interfieren l uso de estos, teniendo en cuenta de antemano que la buena utilización va asegurar que no haya más niños (no deseados o planificados) que vivan en una sociedad machista y llena de problemas sociales. Por otra parte, la negación de este recurso educativo hace que más adolescentes a temprana edad queden embarazadas, lo cual ocasiona abortos intencionales y mortalidad materna.

Por otro lado, la misma cultura patriarcal hace ver al sexo como algo sucio e impuro. La iglesia hace ver que la sexualidad se debe de hacer únicamente dentro del matrimonio, tanto hombres y mujeres deben de practicar la abstinencia antes de casarse, porque el matrimonio es sinónimo de procreación y de amor lo cual lo guiará a la unidad familiar. Pero la realidad es otra, ya que ambos (mujeres y hombres) antes de casarse tienen derecho a disfrutar de una sexualidad plena y abierta ya que tenemos el derecho de decidir qué hacer con nuestro cuerpo, pues somos dueños de él y nadie puede tomar decisiones por nosotros en ningún aspecto.

La mujer tiene la autonomía y la libertad de decidir sobre su sexualidad y también acerca de la reproducción familiar, tiene el derecho de elegir con quién, cómo y cuándo va a tener relaciones sexuales o un bebe. Tiene el derecho de sentir satisfacción, de no ser utilizada hasta el punto de ser violada por su misma pareja (tener relaciones sexuales sin su consentimiento, donde pueden existir agresiones físicas y psicológicas), al deseo y al placer es algo fundamental en una mujer para poder vivir una relación sexual plena.

Asimismo, la abstinencia sexual no es la mejor solución que plantea instituciones conservadoras como la iglesia, lo importante y fundamental en la sociedad es la educación sexual, a llamar nuestros órganos sexuales como se debe, no tildarlos como: la cosita, el pancito, la palomita y el pipí. Si comenzáramos con esto, la educación se realizaría desde la infancia y los niños crecerían con una mentalidad más abierta y con más conocimientos acerca de sus derechos sexuales y reproductivos.

Todas y todos tenemos el derecho de saber acerca de temas sexuales y reproductivos.
Asociaciones de mujeres hacer lo mejor para poder defender estos derechos para nos ser objetos de violencia, de violación y de explotación sexual. Instituciones como Las Dignas, Cemujer, Ormusa, entre otras, realizan proyectos o reformas las cuales las llevan a instancias gubernamentales para que estas se aprueben a favor de las mujeres. Estas instituciones unen sus fuerzas tanto intelectual como física para poder hacer respetar y valer los derechos femeninos ante la sociedad.

En general, instancias del gobierno, como el Ministerio de Salud o Educación, debería de hacer planes educativos constantes que abarque desde niños hasta adultos y además tener una buena capacitación en las unidades de salud, como por ejemplo impartiendo charlas acerca de las enfermedades de transmisión sexual, acerca de anticonceptivos, de la manera más adecuada para cuidar la salud reproductiva femenina, entre otros. Para que desde niños y niñas puedan escuchas esos temas que son tabúes por la misma sociedad en la que vivimos.

La sexualidad es un tema muy extenso y lleno de tabúes pero que los mismos ciudadanos debemos de hacer de lado, pues todas y todos tenemos derecho al disfrute sexual y reproductivo, a sentir satisfacción, a tener acceso a la salud, a la no discriminación a los medios necesarios para lograr bienestar tanto físico, mental y social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s